El peso mexicano se depreciaba el lunes en medio de un incremento de tensiones comerciales asociadas a una áspera reunión del G-7 que se efectuó en Canadá y la incertidumbre en torno a la renegociación del TLCAN, mientras el mercado espera información económica relevante esta semana.

La bolsa local avanzaba superando la barrera psicológica de los 46,000 puntos, en un entorno de compras de oportunidad tras poner fin a una racha de siete caídas semanales.

La moneda cotizaba en 20.54 por dólar con una baja de 1.21 por ciento, ó 24.65 centavos, frente a los 20.2935 del precio de referencia de Reuters del viernes.

“Se mantiene la expectativa de una depreciación sostenida del peso durante junio, con la posibilidad de alcanzar niveles entre 20.70 y 21.70 pesos por dólar durante la última semana del mes, a la espera de las elecciones presidenciales programadas para el 1 de julio”, dijo Banco Base en un reporte.

“Por este motivo, también se espera que el mercado siga especulando en contra del peso en el corto plazo”, agregó.

En el mercado accionario, el referencial índice S&P/BMV IPC, subía un 0.28 por ciento a 46,067.65 puntos a las 11.18 hora local (1618 GMT), con un volumen de 42.9 millones de títulos negociados.

El avance estaba liderado por el grupo financiero Banorte, seguido del gran grupo cementero Cemex.